Estudiantes siguen manteniendo tomados los edificios de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Tras un supuesto incidente ocurrido anoche entre miembros de la seguridad privada e integrantes del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), este viernes todos los edificios de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en Tegucigalpa, amanecieron tomados y no se permite el acceso vehicular a Ciudad Universitaria.

Asimismo, los dirigentes del MEU anunciaron que endurecerán las medidas de presión para exigir principalmente la renuncia de la rectora de la UNAH, Julieta Castellanos y de todo el cuerpo de vicerrectores.

El dirigente del MEU, Marcio Silva, aseveró que a eso de las 10:00 de la noche de ayer, ingresó a la Ciudad Universitario un grupo de militares, agentes de la Policía Nacional y miembros de la seguridad privada encabezados por su jefe Roger Aguilar, llegaron a reprimir y a intentar desalojar a los estudiantes que estaban en el edificio de la facultad de Odontología.

“Ellos ingresaron tirando bombas lacrimógenas y utilizando gas pimienta reprimieron a nuestros compañeros e hirieron, no de gravedad, a un compañero y tiraron gases también en el lugar donde se encuentran las personas en la huelga de hambre”, afirmó.

Relató que los policías y los miembros de la seguridad privada salieron del entorno de la UNAH por la parte trasera donde se encuentra el polideportivo debido a que en ese momento había la presencia de representantes de medios de comunicación dando cobertura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here