Un oficial de la tropa TIGRES es investigado por la Policía Nacional por supuestamente haber adquirido una finca cafetalera con parte de los 1.3 millones de dólares hurtados a la supuesta banda de narcotraficantes de los Valle Valle.

El investigado es uno de los ocho oficiales que dirigió la repartición del millonario saqueo, cuya finca fue comprada en el departamento de El Paraíso, de donde es originario el uniformado.

El oficial también es investigado por la compra de una motocicleta nueva y otros gastos realizados en dólares que habrían alertado otros policías de la zona quienes reportaron los extraños movimientos del oficial a sus superiores. En la investigación hay otros 22 elementos.