Doña Teresa Muñoz, la madre de la Miss Mundo Honduras y su hermana, asesinadas cruelmente, estuvo presente en los actos de graduación de su hija María José, quien obtendría el título de bachiller en Computación del Centro Politécnico del Norte.

Doña Teresa Muñoz y su hija Corina Alvarado asistieron al evento para recibir el título que con tanto sacrificio obtuvo la menor de sus hijas. Al iniciar los actos, cada uno de los 26 graduandos fue llamado a ocupar su asiento. La cuarta en la lista era María José Alvarado; en su lugar pasaron dos cadetes que en sus manos cargaban una rosa blanca que fue puesta en la silla que sería ocupada por la Miss Honduras Mundo.

Los graduandos encendieron una vela y guardaron un minuto de silencio por la ausencia de su compañera; luego cantaron el himno “Enciende una luz”. “La luz de Majo se apagó en la tierra, pero se encendió en el cielo y ahora nos corresponde seguir luchando”, agregaron sus compañeros.

A las alabanzas y oraciones siguió la entrega de títulos y doña Teresa y su hija Corina, en medio de aplausos, pasaron al estrado a recibir el de María José.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here