Al final del presente año las autoridades de la Oficina Administradora de Bienes Incautados, reporta que tienen en su poder bienes inmuebles, armas de fuego, vehículos, aeronaves, embarcaciones, edificios, empresas mercantiles y hasta un zoológico producto de varios decomisos a narcotraficantes y por casos de corrupción.

La portavoz de la OABI, Claudia Solórzano, enumeró que esa oficina tiene 5 armas de fuego, 44 aeronaves, 805 vehículos, 202 embarcaciones y 24 motores.

En cuanto a bienes inmuebles detalló que son 86 lotes, 11 apartamentos, 203 casas, 26 haciendas, 11 locales comerciales, 21 edificios, un zoológico y 41 empresas mercantiles.

Solórzano, agregó que en cuanto a los decomisos que ya están en poder del estado hay 75 vehículos, 52 inmuebles, 90 embarcaciones, 7 aeronaves y 88 bienes considerados chatarra.

Entre los bienes que ya se han donado figuran: 38 embarcaciones un vehículo, 2 aeronaves y 88 bienes chatarras.

Por otra parte se pormenorizo que 80 bienes inmuebles han sido valuados cuyo monto ascienden a 12 millones 603 mil 906 dólares americanos, estos son bienes que pertenecían a Carlos Arnoldo Lobo (“Negro” Lobo), acusado de narcotráfico.

Los bienes del señor Lobo se aseguraron en operativos registrados en Roatán, La Ceiba, San Pedro Sula y Esparta en Atlántida en los años 2011, 2012 y 2014.

Entre esos bienes bajo la administración del Estado hay cuatro empresas pesqueras, terrenos, una casa de playa, botes pesqueros, embarcaciones, cuentas bancarias en lempiras y dólares, 22 carros y 43 viviendas.
De igual forma entre los bienes en poder del estado también se cuentan los que fueron incautados a involucrados en el descalabro financiero del Seguro Social.

En total son 31 bienes valorados en 156 millones de lempiras. En este caso del IHSS, ya se inicio la subasta de los inmuebles con un espacio en la torre Skay, valuado en 14 millones de lempiras.

Cabe mencionar que en el caso de los Valle Valle, las autoridades de la OABI, dieron a conocer que aun están a la espera de la resolución del juez de privación de dominios para pasar los bienes al estado o devolverlos a sus dueños.