Posiblemente en estado de ebriedad o bajo los efectos de algún alucinógeno el señor José Luis Hernández conductor de una camioneta despedazo el cuerpo del señor Marel Reyes Padilla empleado de Aguas de Choloma al no hacer el alto respectivo en una de las calles que da acceso al parque central, de la ciudad de Choloma, las piernas del occiso quedaron dispersas así como el resto de su cuerpo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here