“Un tatuaje no significa que una persona sea un delincuente”, aseguró Melissa Hernández, hermana de Kevin Joshua Solórzano, acusado del asesinato del exfiscal Edwin Eguigure y de quien en las últimas horas han circulado una serie de fotos en las redes sociales.

La hermana del universitario afirmó que el tatuaje que luce Kevin en el costado del abdomen es el nombre de su padre: José Luis Solórzano y su fecha de nacimiento.

“Kevin tenía pensado hacerse el de mi mami pero a ella no le gustan esas cosas y como él regresó a las cosas de la iglesia ya no se lo va a hacer”, agregó. La estudiante de la carrera de Trabajo Social sostuvo que su hermano se hizo el tatuaje hace dos meses y es de conocimiento de toda la familia.

Se consultó sobre la veracidad de las fotografías que han circulado en las redes sociales, en las que se muestra a Kevin ingiriendo bebidas alcohólicas, haciendo ademanes y presumiendo fajos de billetes de 500 lempiras.

Su hermana sostuvo que en la que sale con sus amigos fue tomada en el 2011, y las señas que hacen son las mismas que hacen los cantantes reguetoneros Baby Rasta y Gringo, de quienes los tres jóvenes son fanáticos. En relación a las imágenes donde Kevin luce una gorra y se cubre el rostro con varios miles de lempiras en billetes de 500 y 100, dijo que no sabe si son reales o son montajes.

La también universitaria lamentó que las personas que se han encargado de hacer circular esas imágenes “quieran poner en duda la imagen de Kevin”. Los familiares del joven desconocen qué personas han enviado las fotografías, pero tampoco piensan investigar ya que todo su esfuerzo está concentrado en tratar de demostrar la inocencia del estudiante de la carrera de Ingeniería en Gestión Logística.

Es moda de jóvenes Por su parte, José Solórzano, padre de Kevin, dijo que el tatuaje que luce su hijo es producto de la moda juvenil. “Aunque a uno no le guste, ya cuando son adultos ellos toman sus decisiones y él decidió tatuarse mi nombre”, declaró.

El progenitor aseguró que ninguna de las fotografías en las que sale su hijo demuestra nada malo, “tener un tatuaje no significa que él es un asesino”, aclaró. Dijo que su hijo es un joven apegado a las cosas de Dios y que en esta prueba tan difícil “él ha retomado su camino”.

No saldrá pronto A pesar de los esfuerzos realizados por los abogados defensores, familiares, amigos y particulares, Kevin no podrá salir de la cárcel antes de fin de año, como tenían la esperanza de que sucediera. La abogada Celeste Cerrato declaró que el Ministerio Público contestó el recurso de apelación presentado por ellos por el auto de formal procesamiento que el juez con Jurisdicción Nacional le decretó al universitario el pasado 26 de noviembre.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here