Un 57 por ciento de la obra del Canal Seco en Honduras ya está pavimentado.

Esta obra se ha construye desde la Villa de San Antonio hasta Goascorán, en en departamento de Valle y son 103 kilómetros de construcción.

El objetivo de esta obra es unir el puerto de Cortés en el Atlántico con el de Henecán y Amapala en el Pacífico.

El Canal Seco une ocho municipios del país y será uno de los mejores corredores logísticos de Honduras.

 Según las proyecciones la obra estará terminada a inicios de 2018.
De esta forma las personas que se conducen de la zona sur de Honduras al norte y viceversa utilizarán esta ruta evitando pasar por Tegucigalpa, ahorrándose así dinero en concepto de cumbustible así como entre una hora y media y dos horas de tiempo.