Kim Kardashian se quiere dar otro de sus grandes lujos y extravagancias. La estrella de la televisión estadounidense está en plena negociación para comprar la Isla Tortuga.

Esta se ubica en frente a la costa de Queensland (Australia) y su precio oscila en 5 millones de dólares (4 millones de euros), tras lo cual planea cambiarle el nombre por Isla Kardashian.

Según la revista australiana New Idea, Kim -que se encuentra en Australia promocionando su línea de fragancias- quiere construir un parque de atracciones para su hija North en la idílica isla, que cuenta con unas increíbles vistas de la Gran Barrera de Coral.

Richard Vanhoff -gestor de la inmobiliaria Coldwell Banker y encargado de la venta de la isla- ha confirmado que está negociando con una persona de “perfil alto”, pero no ha querido revelar su nombre.

“Puedo decir que estoy en negociaciones con un extranjero. Es alguien de perfil alto pero no puedo dar nombres. No puedo decir si es Kanye West, Kim Kardashian o el presidente Obama”, afirmó Vanhoff, quien sin embargo sí ha admitido haber sido contactado directamente por el potencial comprador, quien ya visitó la isla la semana pasada.

La isla privada tiene una extensión de 9,41 hectáreas y cuenta con jardines tropicales, una vivienda de cuatro dormitorios, embarcadero y helipuerto.

Anteriormente estuvieron interesados en comprar la isla la actriz Julia Roberts, el político Clive Palmer y el empresario Geoffrey Edelsten.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here