Justin Bieber, el controvertido cantante canadiense, se reencontró con Blake Griffin, crack NBA de 2,08 m. de estatura que le pegó en febrero pasado por amenazar e insultar a un camarero en un Starbucks de Los Ángeles.

Bieber asistió al partido contra los Minnesota Timberwolves (127-101) junto a unos amigos y fue invitado por el conjunto californiano a bajar al vestuario local del Staples Center.

Ahí, el artista, gran aficionado al baloncesto, charló con su agresor y se hizo fotos con Griffin y otras estrellas del equipo como Chris Paul, JJ Redick o De Andre Jordan.

El propio Justin, que simuló temer una nueva ‘paliza’ de Blake, compartió las fotos del reencuentro, siempre en son de paz y buen rollo, en las redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here