El insólito momento fue grabado por un hombre mientras se encontraba en el Muzha Zoo, en Taiwán.

En el vídeo se puede ver a una tortuga gigante acudir a ayudar a su compañera a incorporarse. Usando su cabeza como palanca, consiguió darle la vuelta al otro animal.

Muchos niños que acudieron al zoológico gritaron emocionados luego de que la tortuga lograra ponerse derecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here