Un conductor sin experiencia mostró cómo no hay que detenerse ante un semáforo. Al parecer, confundió el pedal del acelerador con el del freno y su vehículo acabó literalmente montado al que tenía delante.

Los policías acudieron al lugar de los hechos después de haber sido informados de la cómica acción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here