La historia de Arthur comienza en Ecuador, donde el equipo sueco de alto rendimiento Peak Performance disputaba el Campeonato Mundial de Carreras de Aventura.

Los deportistas descansaban de la primera y exigente etapa, cuando este perro hambriento y desaliñado apareció en escena.

Uno de los atletas compartió con el animal un pedazo de albóndiga, suficiente para que el perro no se volviera a separar del equipo.

Arthur, el perro que soportó travesía de 690 kilómetros, inspira fundación 1

Arthur, como lo bautizaron sus benefactores, aguantó con valor y serenidad la exigente travesía de 690 kilómetros por entre ríos, montañas y pantanos. Él estaba decidido a ser parte de la manada. Y lo logró.

Por razones de seguridad, el equipo intentó persuadirlo en varias ocasiones para que abandonara la aventura; Arthur, sin embargo, jamás se separó.

Atravesó sin rendirse los Andes, el Pacífico y la selva amazónica.

Arthur, el perro que soportó travesía de 690 kilómetros, inspira fundación 2

Cuando la competencia terminó, comenzó una nueva lucha para el equipo: buscar la forma de llevarse a Arthur a Suecia con ellos.

“Numerosas revisiones veterinarias, documentos firmados y horas y horas de trabajo por parte del equipo finalmente dieron sus frutos”, se lee hoy en la página web de la fundación que lleva su nombre.

Sí, ahora existe Arthur Foundation, creada para ayudar a perros abandonados a convertirse en seres valiosos para la sociedad.

El pasado 20 de noviembre Arthur logró pisar suelo sueco y ya cuenta con miles de seguidores en el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here