Un gato llamado Camo fue accidentalmente vendido con una cama en Oregon y regresó por sí mismo a su casa 10 días después.

Roy Dufek vendió la cama de su novia el 17 de diciembre sin darse cuenta de que el gato estaba en su escondite favorito: La base de la cama.

Al no poder encontrar a Camo en la casa del comprador, Dufek usó las redes sociales para encontrar al felino de 5 años que posiblemente se había escapado de la cama cuando el comprador, que vive cerca del aeropuerto, la bajó del techo de su auto.

La novia de Dufek, Hayley Crews, atrapó a Camo el sábado después de que surgieran reportes de que había sido visto cerca del aeropuerto de Hillsboro al oeste de Portland. La trampa que le tendieron tenía sardinas en aceite y ropa con un olor familiar para el gato, escribió Dufek en un comunicado.

La gente de Portland y más allá habían buscado a Camo después de que su inusual desaparición cobrara notoriedad.

Dufek escribió que Camo pesaba casi 1 kilo (2 libras) menos después de 10 días fuera de su casa y que tenía una herida en el labio, las garras quebradas y una pata sangrando. El domingo Camo fue examinado por un veterinario y Crews le dio un baño.

“No nos podemos imaginar lo que ha pasado en una semana y media solo cerca del campo, especialmente con este clima”, escribió Dufek.

La pareja agradeció el apoyo recibido y dijeron que era excelente saber que había amigos y desconocidos dispuestos a ayudar en momentos como este.

“No les podemos pagar o decir gracias suficientemente a toda la gente que ocupó sus días de vacaciones y gastó sus recursos para ayudarnos a regresar a Camo a casa”, escribió Dufek. “La noche de ayer fue muy emotiva, estamos en shock por toda experiencia y lo hemos estado abrazando fuertemente”.