El vuelo de Qatar Airways QR150 Madrid-Doha ha salido al menos con seis horas de retraso debido al hallazgo de un ratón en la cabina del pasaje que ha obligado a fumigar el interior del aparato, según han explicado fuentes de la compañía.

Al parecer, el avión que debía partir de Madrid a las 15:00 horas lo ha hecho seis horas después debido a que cuando aterrizó en la capital española procedente de Doha, lo hacía con un roedor correteando por los pasillos de la aeronave, lo que provocó la alarma entre los pasajeros.

Una vez el avión en la pista de aterrizaje, la compañía procedió a fumigar el interior el aparato, tras lo cual se halló al roedor muerto pero el protocolo de seguridad obliga a esperar un tiempo para evitar que los pasajeros inhalen los vapores de la fumigación. La larga espera ha provocado colas ante los mostradores de la compañía aérea catarí dado que muchos de los pasajeros del vuelo Madrid-Doha han perdido sus conexiones hacia Tailandia, Singapur o Bali.

Tres jóvenes, procedentes de Mallorca, que viajan a Bali de vacaciones de fin de año han lamentado este retraso que, según han dicho, les hará perder un día de viaje. Así, han relatado que en Doha donde deberían coger su conexión a Indonesia, sólo hay un vuelo diario a Bali. No obstante, la compañía ha informado a los pasajeros de que se hará cargo de los gastos que se deriven de este retraso tan imprevisto.