Antes de ver el vídeo solo necesitas saber dos cosas. El de la imagen es el ilustre (ex) juez: Yevgeny Makhno. La voz es la del abogado defensor de un empresario ruso acusado por fraude.

No Makhno no sufre de narcolepsia. Y tampoco estaba tomando un potente antihistamínico. Al juez de la ciudad de Blagoveshchensk (sureste de Rusia) no le ha quedado otra que dimitir. Aunque podría haber pedido al abogado defensor que repitiera su alegato, Makhno decidió seguir adelante. ¿La sentencia? Cinco años en prisión.”La Comisión de Calificación de Jueces ha aceptado la renuncia de Makhno”, ha explicado la jueza regional Valentina Pozharskaya a RIA Novosti. Mientras, la defensa ha pedido que se repita el juicio, y no han hecho falta más pruebas.

El próximo 14 de febrero, otro juez escuchará los argumentos de ambas partes.

El video se ha sumado a la fama del sistema judicial ruso. Los más críticos aseguran que la tasa de condenas es muy alta, y varias ONG pusieron el grito en el cielo al ver las imágenes. El ejemplo más claro está en la presión que El Kremlin está haciendo en el caso “Pussy Riot”. Las tres integrantes del grupo musical han sido condenadas a dos años de cárcel. ¿Sus delitos? Vandalismo e incitación al odio religioso. ¿Su pecado? Emitir un discurso contra Vladímir Putin en la principal catedral de Moscú.

Los medios de comunicación rusos han avisado: Posiblemente, Makhno recupere su puesto de juez. Solo tendrá que volver a hacer los exámenes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here