Una mujer alcohólica en avanzado estado de gestación tuvo que parir a su hijo por cesárea de emergencia luego de desmayarse tras querer seguir ingiriendo alcohol.

Su prematuro hijo nació con 4.5 gramos de alcohol en la sangre y se encuentra en un estado grave. ‘El bebé estaba ante un grave peligro de envenenarse hasta la muerte’, dijo el portavoz del hospital, Wojciech Zawalski.

Este suceso tomó lugar en Tomaszow, un pueblo ubicado en el centro de Polonia que tiene una población de 65 mil habitantes. La irresponsable madre afronta ahora cargos penales por arriesgar la vida del recién nacido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here