Polémica se está generando por estos días en el ZOO Luján, (el zoológico más popular de Argentina), luego de recibir múltiples reclamos por permitirle a sus visitantes sacarse fotos con fieras como leones o tigres de bengala en su propia jaula y sin mediadores de por medio.

La iniciativa no ha tenido buena acogida en todos los ámbitos. Con mencionar que las autoridades argentinas están investigando clausurar el recinto por estar poniendo en evidente riesgo a sus visitantes. Además, esta medida respondería a una reincidencia en esta infracción.

Según informa el diario “Clarín” técnicos de Flora y Fauna del Ministerio de Asuntos Agrarios comprobaron cómo “se formaba una cola de hasta 100 metros en el sector de los felinos para tomarse fotos y mantener contacto directo con el animal”.

El zoológico se defiende diciendo que la idea de ellos es que los visitantes puedan dar de comer a los animales, entrando en las propias dependencias de los felinos y, una vez dentro, puedan fotografiarse acariciando al león o a los tigres de bengala. Aseguran también que se utilizan ejemplares adultos que están domesticados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here