Un hombre de Arabia Saudí se divorció de su mujer el mismo día en que contrajeron matrimonio. El saudita y su comprometida no se habían visto nunca, pero aun así tenían un acuerdo para casarse.

La ceremonia transcurrió con total normalidad, o al menos eso parecía. Y es que, tras darse el ‘sí quiero’ hubo un momento en la ceremonia que hizo al hombre cambiar de opinión con respecto a su matrimonio. La clave que lo llevo a pedirle el divorcio a su recién esposa durante la fiesta de la boda fue cuando se levantó el velo.

“No eres la mujer que me imaginaba. Perdón, pero me divorcio”, le dijo el saudita a su mujer poco después de hacer oficial su matrimonio, según explica el diario Daily Mail.

Al parecer, al hombre no le convenció demasiado lo que vio cuando la novia se retiró el velo y empezó a darle vueltas a la decisión de pedirle el divorcio de manera inmediata.

Este cambio de opinión llegó justo al finalizar el enlace, cuando la novia descubrió su cara para posar en las fotos nupciales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here