Los detenidos fueron identificados como A Mei y A Hui y ya fueron detenidos y puestos a disposición de las autoridades de su país donde podrían ser condenados hasta por más de 40 años de prisión.

El caso ha generado gran indignación no solo China sino en todo el mundo lo que ha prendido las alarmas en las autoridades en el tráfico de menores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here