La lluvia de estrellas más lenta y elegante y, por tanto, más fácil de observar, las Dracónidas, alcanza su máximo en la noche de este martes.

Quienes decidan echar una mirada al cielo podrán ver a las estrellas fugaces ‘salir’ desde la constelación de Draco, que da nombre a esta lluvia de estrellas, según cita la agencia RT.

El efecto tiene lugar cada octubre, cuando la Tierra pasa a través de las partículas que deja un cometa. En este caso se trata del cometa 21P/Giacobini-Zinner –descubierto en 1900–, que gira alrededor del Sol cada 6,621 años. Cada dos revoluciones alrededor de nuestra estrella el cometa se aproxima a la Tierra y se hace visible, aunque no a simple vista.

Las Dracónidas (conocidas también como las Giacobínidas) es una de las lluvias de meteoros más lentas, ya que sus meteoros recorren unos 20 kilómetros por segundo, a diferencia de otras lluvias, cuyos meteoros lo hacen a más de 70 kilómetros por segundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here