Louisa Manning, estudiante de Oxford, tuvo la gran oportunidad de vengarse de un antiguo compañero de colegio que solía hacerle bullying por su sobrepeso, y no la desaprovechó.

Días atrás, Louisa se encontró casualmente con su ex compañero que, sorprendido al encontrarla más atractiva, la invitó a salir. Ella se mostró sorprendida, pero decidió aprovechar la ocasión para tomarse revancha del sufrimiento que le hicieron pasar en el colegio, informó el portalInfobae.

Entonces, aceptó la invitación del joven, cuyo nombre no fue revelado. Él se presentó a la hora de la cita en el restaurante acordado. Sin embargo, no era precisamente ella quien lo estaba esperando. 

En vez de juntarse con él, Louisa decidió dejarle a uno de los meseros una carta y una foto suya cuando era niña para que se la entregara a su ex compañero.

La joven de 22 años disfrutó aún más la venganza al hacerla circular a través de Facebook.

Esta es la carta que dejó Louisa:

Hey [nombre borrado]

Lamento que no pueda reunirme contigo esta noche.

¿Recuerdas el octavo grado, cuando yo era gorda y te burlabas de mi peso? ¿No? Yo sí – pase los siguientes tres años comiendo menos de una manzana al día. Así que decidí evitar esta cena.

¿Recuerdas la uniceja de la que te burlabas? ¿Las piernas peludas que te disgustaban? ¿Recuerdas cómo cada día por tres años tú y tus amigos me llamaban Manbeast (hombre bestia)? No, quizás no lo haces – o no me habrías visto mi aspecto ocho años después y considerado lo suficientemente atractiva para tratarme como un ser humano.

Pensé mandarte esto como un recuerdo. La próxima vez que pienses en mí imagínate la chica en esta foto, porque ella es la que te plantó.

Louisa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here