La primera carretera del mundo capaz de convertir la luz solar en energía oficialmente abrió al tránsito en Holanda.

En realidad es un carril para bicicletas de 70,1 metros de largo en la ciudad de Krommenie y es una ruta de prueba desarrollada por la empresa SolaRoad.

“SolaRoad es el primero de su clase, que pondrá a Holanda en el mapa como líder en innovación sustentable”, dijo Henk Kamp, el ministro holandés de asuntos económicos, en la inauguración.

El carril está hecho de módulos de concreto con celdas solares y cubierto con una capa delgada de vidrio templado.
La energía creada a partir del carril puede alimentar cosas como semáforos, señalamientos o casas, según los funcionarios de la empresa.

Las pruebas continuarán durante tres años para desarrollar futuros caminos solares, según los funcionarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here