Dale Irby se jubila. Y con él, el modelo que le ha hecho famoso en su colegio, -el Prestonwood de Dallas, Texas- y en todo el mundo. Este profesor de gimnasia lleva fotografiándose para las orlas escolares con la misma ropa desde 1973. Una camisa en tono crudo de cuellos grandes y un chaleco de lana color café. También mantiene inalterable el bigote (aunque aparecen canas con el paso de los años). Cambia algo el gesto, la mirada y la montura de las gafas. Aparecen arrugas y desaparece pelo. También varían los kilos. Poco más.

Las imágenes, que él colgó en Internet y se han convertido en un fenómeno viral, las recuperó en el momento de despedirse de la enseñanza y le han convertido en alguien popular. No hubo intención en un principio. No fue algo pensado de antemano sino fruto de la casualidad. El ‘uniforme’ que ahora da la vuelta al mundo lo repitió dos veces sin darse cuenta. Y de la vergüenza y los chascarrillos de su mujer surgió la idea.

Lo cuenta el propio Irby en las páginas del ‘Dallas News’. “Me dio mucha vergüenza cuando me di cuenta que para las fotos de mi segundo año de profesor me había puesto lo mismo que el primer año. Pero mi mujer Cathy (tras reírse un poco) me propuso hacerlo una tercera vez y así fue como nos dimos cuenta de que podía ser divertido. Tras cinco años, me dije: ¿Por qué parar?”.

Lo que no aclara el maestro es si la camisa y el chaleco son los mismos del primer año o si ha ido renovándolos con el tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here