El alcalde de Toronto, Rob Ford, vuelve a llamar la atención, aunque esta vez no por admitir haber consumido droga, sino por bailar al son del reggae de Bob Marley durante una sesión a pleno del concejo municipal.

Según cuenta el diario El Mundo, Ford protagonizó una ‘performance’ que tiene como objetivo quitarse de encima la presión a la que ha estado sometido para que abandone su cargo después de admitir públicamente haber consumido un derivado de la cocaína. Así, al ritmo de “One Love”, el funcionario sacudió su cuerpo ante el asombro y la risa de algunos de los presentes.

Ford se ha convertido en una celebridad internacional desde que se supiese de la existencia de un video filmado presuntamente por delincuentes en el que aparece fumando “crack”, una forma de cocaína. Él negó durante meses el consumo de drogas pero después de que la Policía de Toronto confirmó que el video estaba en su posesión, reconoció ante las cámaras de televisión que había fumado “crack”.

El polémico Ford, quien sigue al frente de Toronto aunque despojado de muchos de sus poderes como alcalde, ha asegurado que se presentará a la reelección en las elecciones municipales de 2015.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here