En Holanda, un polémico proyecto de la Rainbow Foundation ha decidido emplear a un grupo compuesto por 20 alcohólicos crónicos. Su función es limpiar las calles a cambio de una suma módica de dinero, algo de comida y su principal motivación: cinco latas de cerveza.

Según informa la agencia AFP, Gerrie Holterman, representante de Rainbow Foundation, afirma que mantener a los adictos ocupados evita que causen disturbios o peleas. Así que, desde el punto de vista pragmático, funciona.

El Método

Los 20 participantes están divididos en dos grupos. Cada uno trabaja tres veces por semana limpiando las calles de Ámsterdam. Por su parte, las bebidas son dosificadas a lo largo del día: reciben dos en la mañana (y si así lo desean, con un poco de café), dos a mediodía (con el almuerzo) y una al final de la jornada, a las 3:30 p.m.

Varios de los ‘trabajadores’ se han mostrado satisfechos con la iniciativa, aunque no niegan que al terminar la jornada laboral gastan su modesta paga en más alcohol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here