Tegucigalpa. A manera de defensa, el ciudadano Jonathan Sánchez ha hecho uso de su derecho y ha confirmado su inocencia luego que las autoridades lo detuvieran el pasado 24 de marzo en la denominada Tormenta de Fuego III.

El señor Sánchez fue inmiscuido por el Ministerio Público por un asunto de privación de libertad, caso por el que el ciudadano demostró que nada tenía que ver en este delito.

La noticia apareció en varios de comunicación y el señor Sánchez pide que se le limpie su imagen misma que quedó dañada tras un fallo de las autoridades.

“Soy totalmente inocente y ya tengo las pruebas de mi inocencia, algo que demuestra que se actuó de forma negligente en contra mía”, señaló Sánchez, quien en un reconocido productor de televisión en Honduras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here