Costa Rica detiene a libanés que traficaba africanos hacia Honduras

0
22

La Policía de Migración de Costa Rica informó hoy que detuvo a un libanés sospechoso de traficar migrantes africanos desde la frontera con Panamá hacia Honduras, desde donde podrían seguir su migración hacia Estados Unidos.

El hombre fue identificado como de apellido Zwein, quien en apariencia cobraba 1.800 dólares a los migrantes para trasladarlos evadiendo los puestos de control, según la información oficial.

“El domingo se realizó un allanamiento tras una denuncia recibida de un hombre que cobraba 1.800 (dólares) por transportar migrantes africanos hacia Honduras”, explicó a medios locales la subdirectora de Migración y Extranjería, Gladys Jiménez.

Zwein fue denunciado ante las autoridades por migrantes africanos y en el allanamiento de su casa los oficiales encontraron equipaje, fotografías de extranjeros y documentos sobre el trayecto que iban a realizar.

El hombre está a las órdenes de las autoridades y si llega a ser condenado por tráfico de personas se expone a una pena máxima de ocho años de prisión.

En la actualidad unos 600 migrantes de 14 nacionalidades, la mayoría africanos indocumentados, se encuentran varados en el lado costarricense de la frontera con Panamá, a la espera de que las autoridades les permitan seguir su ruta migratoria hacia Estados Unidos.

Nicaragua mantiene cerrada su frontera a migrantes irregulares desde noviembre pasado, por lo que una oleada de 8.000 cubanos quedó varada en Costa Rica hasta que en marzo pasado lograron continuar su migración a Estados Unidos gracias a un operativo aéreo en el que participaron México, El Salvador y Guatemala.

Los africanos han agudizado la crisis migratoria que viven Panamá y Costa Rica desde noviembre pasado con los miles de cubanos que buscan llegar a Estados Unidos por temor a que ese país elimine los beneficios migratorios, sociales y de ciudadanía que les otorga la Ley de Ajuste Cubano.

En Panamá hay varados unos 3.500 migrantes cubanos, a quienes Costa Rica no les permite ingresar porque considera que su capacidad para albergarles y brindarles asistencia quedó agotada con la atención de los 8.000 que estuvieron en el país entre noviembre y marzo pasados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here