Estado Islámico castiga con 80 latigazos a los espectadores del Barcelona-Real Madrid

0
2

Los vecinos de Mosul vivieron en silencio y desde la clandestinidad la derrota que el Barcelona propinó al Real Madrid en el Camp Nou. Las huestes del autodenominado Estado Islámico prohibieron ver el “clásico” a los habitantes de la segunda ciudad de Irak y amenazaron con atizar 80 latigazos a quienes osaran violar la orden.

Durante toda la jornada de ayer los imanes de las mezquitas de la ciudad, en manos yihadistas desde el pasado junio, difundieron el veto a través de los altavoces de las mezquitas. “Pedían a la gente que no viera el ‘clásico’ y advertían del riesgo de represalias”, relató un vecino al diario kurdo Basnews. “Los propietarios de las cafeterías también fueron avisados de que no emitieran el partido. Quien violara la orden sería castigado”, agregó la citada fuente.

En virtud de la disparatada y fundamentalista interpretación de la “sharia” (ley islámica), el IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés) argumentó que el fútbol es un “producto de Occidente” e impuso una pena de 80 latigazos a quienes participaran en la difusión de un encuentro que despierta pasiones en todo el planeta y en el que el Barcelona venció 2-1 a Real Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here