Batacazo del Tottenham: la Premier es casi del Leicester

0
1

El Tottenham se ha pegado un inesperado batacazo en el partido que cerraba la jornada 35 de la Premier League, después de empatar en casa frente al West Bromwich Albion (1-1) y quedar a siete puntos del Leicester City, cuando solo quedan nueve por disputarse, de modo que el equipo entrenado por Ranieri será campeón si saca tres puntos.

El West Bromwich Albion se presentó en White Hart Lane con su idea habitual: todo el equipo muy replegado -hoy con un solo delantero, que fue Salomón Rondón– y tratando de negar los espacios cerca de la portería defendida por Myhill.

Sin embargo, el Tottenham se encontró bastante cómodo desde el primer momento, y ya en el minuto 6 avisó con un disparo al palo tras una fantástica jugada trenzada por Dele Alli y Harry Kane. No sería el único remate a la madera, puesto que poco después Eriksen mandó una falta al larguero. Tuvo varias ocasiones el Tottenham para deshacer la igualada, y al final logró hacer el 1-0 de la forma menos esperada.

Una falta lateral botada por Eriksen fue disputada por Vertonghen y Dawson, y fue finalmente el defensa del West Brom quien introdujo la pelota en su propia portería. Con la mínima ventaja para los Spurs el partido se fue al descanso. En el segundo tiempo el WBA salió con bastante más agresividad, adelantó líneas y causó algo de incertidumbre en la defensa del Tottenham, pero eso también permitió a los Spurs salir con más espacios.

Así estuvo a punto de hacer 2-0 en el minuto 57, pero la fantástica jugada colectiva que idearon acabó en remate al palo de Erik Lamela. El Tottenham tenía ocasiones, dominaba el partido y se acercaba a la portería rival, pero no consiguió cerrar el encuentro y en el minuto 72 llegó una acción que cayó como un jarro de agua fría en White Hart Lane. Rondón cazó un brutal remate que Lloris desvió a córner, y en la acción a balón parado el meta francés vio como Dawson se anticipaba y anotaba el empate a uno.

Al Tottenham, entonces , le quedaban quince minutos para resolver la papeleta. Pero el equipo londinense no fue capaz de superarse emocionalmente del golpe. Los Spurs redujeron muchísimo su producción ofensiva, y el WBA fue capaz de defenderse bien en todo ese tramo final de encuentro, certificando el inesperado pinchazo que deja al equipo de Pochettino prácticamente sin opciones de ganar el título.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here