Marcos Witt habla de cómo renació luego de grave accidente

0
5

Marcos Witt ha ganado cinco premios Grammy Latinos, dos Billboard; tiene cerca de 10 millones de copias vendidas de sus 32 discos y ha escrito 13 best sellers sobre música, liderazgo y desarrollo personal.

El hombre detrás de esos números es el estadounidense Marcos Witt, uno de los cantantes de góspel en español reconocidos mundialmente. Sacó a la música cristiana del molde y la llevó a otros ritmos como salsa, pop y hasta reguetón.

Hoy, a sus 53 años y a punto de cumplir tres décadas de haber grabado su primera producción musical, está recuperado y recorre el continente con sus presentaciones.

Su más reciente álbum “Sigues siendo Dios” lo presentó hace unos días en Bogotá y en una entrevista con el medio colombiano EL TIEMPO, Witt habló de cómo ‘renació’ tras su accidente en el que se fracturó ambas piernas, de su música y de sus proyectos futuros.

Tras su accidente, ¿sintió que su carrera terminaba?

Fue una prueba muy grande porque me mandaron callar por siete meses. Guardar silencio por ese tiempo es bastante para alguien que se dedica a hablar y a cantar. Fueron momentos de bastante frustración, de cuestionamientos, de mirar hacia arriba preguntando ‘¿qué onda?’. Pero durante todo ese tiempo tuve el apoyo de mi familia, mis amigos, y a través de su cariño sentía el abrazo de Dios, nuestro señor.

¿Se cuestionó por qué le pasó eso?

No me hice esa pregunta porque todos tenemos momentos difíciles, y no por ser yo iba a ser la excepción. Cuando pasamos esos momentos tomados de Dios, nuestra fe va a crecer y así la próxima vez que afrontemos situaciones difíciles esa fe será mayor.

¿Volver a cantar y a predicar fue como volver a nacer?

Casi literal. No solo por la recuperación de los pies, que era cuestión de tiempo. Lo grave fue que en la operación me dañaron las cuerdas vocales en el proceso de la anestesia. Estar en total silencio, frente a la posibilidad de no volver a cantar, fue lo más difícil.

¿Ha sido ese el momento más difícil de su vida?

Los accidentes físicos son muy recuperables, porque uno sabe que los huesos van a soldar. Pero los dolores más profundos son los del alma: las traiciones, las personas que te abandonan y levantan falsos juicios de ti. Esos son mucho más difíciles de superar. No nos queda de otra, tenemos que superar esos malos momentos y salir adelante. Así que volví más fuerte, con mucha paz, fe y ganas. Ese regreso trajo nuevos ritmos… A través de toda mi trayectoria siempre he sido una persona muy inquieta. Fui el primero en utilizar ritmos pop, salsa, sonidos muy diferentes que típicamente no se utilizaban en la música que tiene que ver con Dios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here