El actor Johnny Depp se encargó personalmente de protagonizar una nueva polémica durante el festival de Glastonbury (Inglaterra), donde acabó especulando con la posibilidad de que el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, corra un destino similar al de uno de sus antecesores más ilustres, Abraham Lincoln, durante una breve presentación que en principio solo debía servirle para hablar de algunas de las películas más destacadas de su filmografía.

El intérprete, que había sido invitado para abrir la jornada inaugural de uno de los escenarios del evento, llamado ‘Cineramageddon’ y dedicado exclusivamente al visionado de películas, empezó reflexionando sobre una de sus cintas más aclamadas, ‘The Libertine’ (2004), antes de su proyección para terminar divagando sobre las consecuencias que podrían derivarse de un magnicidio en Estados Unidos en pleno siglo XXI.

“¿Podemos traer a Trump aquí? Creo que necesita ayuda y existen un montón de lugares maravillosos y oscuros a los que podría ir”, bromeó ante el entregado público antes de hacer referencia al hecho de que fue un actor como él, John Wilkes Booth, el que acabó con la vida de uno de los mandatarios de mayor prestigio en la historia norteamericana.

“¿Cuando fue la última vez que un actor asesinó a un presidente? Es solo una pregunta, no estoy insinuando nada, pero ya sé que esto va a acabar en la prensa. Será horrible, no lo dudo, y me encanta que sean parte de todo ello”, agregó.

En su intento por arreglar la situación y rebajar la repercusión futura que puedan tener sus palabras, el irreverente artista no dudó en evitar cualquier tipo de comparación con el colega de profesión que pasó a los libros de historia por acabar con la vida de Lincoln, desligándose incluso de su propia vocación interpretativa.

“Tengo algo más que aclarar, ni siquiera soy un actor. Simplemente miento para ganarme la vida. En cualquier caso, llevo mucho tiempo haciendo esto y creo que ya es momento de irme. Muchas gracias a todos por tenerme hoy aquí”, finalizó su alocución entre risas y aplausos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here