El actor Jim Carrey podría ir a juicio a finales de abril del año que viene después de que una jueza de la Corte Suprema de Los Ángeles haya determinado la apertura de un proceso judicial derivado de la admisión a trámite, hace ya dos meses, de demandas presentadas contra el intérprete por la madre y el exmarido de su expareja, Cathriona White, quien se suicidó en septiembre de 2015 a la edad de 30 años.

Los demandantes, Brigid Sweetman y Mark Burton, acusan al intérprete de haberle proporcionado a la maquilladora los medicamentos con prescripción médica que ella utilizó para quitarse la vida. A pesar de que el letrado del astro de Hollywood no ha dejado de insistir en que estas alegaciones carecen de credibilidad y que los datos aportados son “confusos”, la magistrada considera necesario dedicar más tiempo a estudiar el caso y en la resolución que ha emitido, además de fijar la fecha de la fase oral del juicio para el 26 de abril de 2018, ha matizado que tal decisión podría ser reversible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here