Encuentra un billete de lotería después de un año en su auto y se hace millonario

5
13

Un abuelo australiano era millonario y no lo sabía. Así estuvo todo un largo año.

La historia se resume de esta manera: este señor de Newcastle, en la región de Nueva Gales del Sur, dejó en lo más profundo de un bolso un simple billete de lotería que había comprado en enero de 2016. Lo curioso del caso es que ese era el número ganador.

Ahora, mientras limpiaba el interior de su auto, halló una bolsa sintética de los supermercados Aldi que había dejado olvidada y encontró adentro el billete que había comprado nada menos que el 9 de enero de 2016.

Por pura rutina, este hombre cuya identidad no ha trascendido se asomó por internet para verificar el número que tenía en la mano, y cuál no fue la sorpresa cuando descubrió que desde entonces era el ganador de un millón 496 mil 38 dólares australianos; unos 780 mil dólares estadounidenses.

“Me sentí un poco estúpido”, admitió este abuelo triunfador tras haber olvidado el billete ganador durante 414 días, según un reporte de Daily Telegraph.

“Me alegro de no haber echado las bolsas viejas a la basura”, declaró el hombre.

El ticket en cuestión se encontraba en el fondo de la bolsa plástica, junto al cartón de un paquete de cerveza. “Suelo colocar cartones usados al fondo de mis bolsas para que sean más sólidas”, explica ahora. “El billete quedó escondido debajo de ellos”.

“Felizmente no los eché a la basura”, se congratula este afortunado señor.

Lo interesante del caso es que, a pesar del año transcurrido, el billete de lotería todavía conserva su validez, por lo que, de haberlo botado junto a las bolsas plásticas, alguien podía haberlo encontrado para convertirse en el afortunado.

“El ganador podía haber permanecido en el anonimato hasta el año 3600”, bromea este abuelo que asegura aprovechar este dinero en beneficio de sus hijos y sus nietos. Unos pagarán sus casas, los otros tendrán para financiar sus estudios.

“Esto les aclarará sus horizontes”, asegura.

La tienda de la ciudad de Newcastle, al sureste de Australia, donde fue vendido el billete hace un año, recibió la noticia con alegría.

“Estamos un poco en las nubes”, comentó Cheryl Tuckerman, la propietaria del establecimiento que vendió el billete ganador. “Es como si lo hubiéramos ganado nosotros mismo.”

La mujer se alegra de que el ganador haya recibido finalmente su premio. “No creerás cuántos clientes nuestros nos han preguntado este año si el ganador había sido encontrado”.

“Felicidades para él”, concluyó.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here