El dolor de una tortuga que es auxiliada por biólogos, entre ellos hay un centroamericano

0
5

El trabajo de dos biólogos marinos ayudó a salvar la vida de una tortuga marina. El espécimen, como se ve en un archivo difundido en YouTube, tenía un sorbete de 10 centímetros incrustado en una de sus fosas nasales.

Nathan Robinson y Christine Figgener, en compañía de un costarricense no identificado, asistieron a la tortuga en aguas de Guanacaste, en Costa Rica. El rescate se hizo a bordo de una embarcación en mar abierto y duró ocho minutos, según dijo el portal de la televisora Teletica, de Costa Rica.

Figgener dijo a “The Telegraph” que el rescate se hizo “como se pudo”. “Estábamos en el océano durante algunas horas alejados de la costa y de cualquier veterinaria o máquinas con rayos X. Incluso, pudimos habernos hecho daño en el intento de extraer el material de la tortuga. Cuando se logró extraer caímos en la cuenta de que se trataba de una pajilla de plástico”.

El quelonio, una especie de tortuga verde, fue salvada luego que los especialistas en tortugas marinas extrajeran con la pinza de una llave suiza la cañita. Aunque para su rescate, el animal tuvo que sangrar producto del procedimiento.

En redes sociales, diversas personas atacaron a los biólogos por el daño que le produjeron a la tortuga. Pero un contingente, más reflexivo, salieron en su defensa por su trabajo de apoyo al animal.

El hecho se produjo el pasado 10 de agosto, según dijo Nathan Robinson en su cuenta de Facebook. El video compartido en YouTube por el grupo que trabaja en la defensa de tortugas, Coasts, fue publicado el mismo día.

SE PUDO EVITAR
Robinson denunció en Facebook que los hechos vistos en YouTube se produjeron por culpa del hombre. El dolor de la tortuga es un ejemplo que insta a las personas a no arrojar basura al mar y mucho menos plástico.

El video puede herir susceptibilidades, pero los interesados pueden revisar el clip de YouTube en este link.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here