No ocurrió ante la atenta mirada de millones de personas alrededor del mundo, pero el espectacular gol de la irlandesa Stephanie Roche ya entró en la historia al ser el primero de una mujer que es finalista del premio Puskas, galardón que otorga la Fifa desde hace el 2009 al mejor gol del año.

Sus rivales son el colombiano James Rodríguez, por su volea contra Uruguay, y el holandés Robie van Persie, por su cabezazo contra España, ambos logrados en el Mundial de Brasil.

A diferencia del gran despliegue mediático de esos goles, sólo hizo falta una pequeña cámara en la grada para que el tanto de Roche diera la vuelta al mundo y fuera admirado por más de tres millones de personas en la red social YouTube, lo que llamó la atención del organismo regulador del fútbol.

Roche jugaba para el club de la liga irlandesa Peamount United cuando en octubre de 2013, en un partido contra el Wexford Youths, Roche recibió un balón desde la derecha, lo controló en el aire y sin dejarlo caer elevó el esférico con la derecha por encima del defensa y de media vuelta le pegó de zurda desde fuera del área para enviar la pelota al ángulo de la portería.

“¡Siiiiiii!!!! ¡Vamos!!!!! Superfeliz ahora mismo, muchas gracias a todo el mundo que votó por mí. Ah y si pueden sigan votando”, fue la reacción de Roche en Twitter.

El ganador del premio Puskas, que se definirá por los votos de los aficionados en las páginas de internet de la Fifa y de la revista France Football, se anunciará en la gala del fútbol en Zúrich el próximo 12 de enero.

El sueco Zlatan Ibrahimovic es el más reciente ganador del premio Puskas, galardón que también han recibido Cristiano Ronaldo y Neymar desde que se instauró en 2009.