El ex futbolista brasileño Edson Arantes do Nascimento, Pelé, “evoluciona bien” y dejó de recibir terapia intensiva en el hospital en que permanece ingresado por octavo día consecutivo, informó el martes el último boletín médico.

Pelé, de 74 años, continúa en la misma habitación, pero debido a su mejora ahora sólo recibe asistencia del tratamiento de terapia intermedia, según el parte del Hospital Albert Einstein, en la zona oeste de Sao Paulo.

El ex jugador, campeón mundial con la selección brasileña en 1958, 1962 y 1970, camina por la habitación, está “lúcido”, se alimenta bien y mantiene buenas condiciones hemodinámicas y respiratorias.

Tras los últimos exámenes realizados, los médicos evaluaron que no necesita retomar, al menos temporalmente, el tratamiento de soporte renal al que era sometido hasta el pasado domingo.

De acuerdo con el informe médico, Pelé, quien según la prensa sólo tiene un riñón, recibe antibióticos por vía endovenosa.

“O Rei” fue ingresado el pasado 24 de noviembre para un tratamiento por una infección urinaria, dos días después de haber recibido el alta tras haber sido sometido a una operación para extraerle unos cálculos renales, uretrales y vesicales.