Mourinho la volvió a hacer. El técnico portugués hizo debutar a Ruben Loftus-Cheek, de 18 años durante el partido entre Chelsea y Sporting por Liga de Campeones. Pero su debut tuvo una condición, el mismo estratega confesó que lo soborno pidiendole una botella de vino.

“Le dije ‘yo te doy esto (el debut) y ahora tu deberás darme una botella de tinto. Él me contestó: ‘ningún problema’ y salió a jugar”, confesó Mou en la conferencia de prensa luego del partido.