Bielorrusia venció 3-2 a México en la cancha de la Arena Borisov.

Los goles los hicieron Raúl Jiménez (17′, 52′) por los aztecas; Sergei Kislyak (49′), Signevich (55′) y Pavel (80′) por los europeos.

Cuadros alternativos que ratificaron su condición de banca de una selección nacional. Bielorrusos y mexicanos se dedicaron a improvisar el futbol, en un clima que nada influyó en su rendimiento; lugar común, pero ante un último partido en suelo desconocido, con alineaciones desconocidas, resultó en imprecisiones que favorecieron en el primero tiempo a un Tri que se fue sin gol en contra.

Diez minutos del complemento fueron suficientes para la oda al error: Raúl Jiménez aprovechó un error en jugada de fuera de lugar que intentó Bielorrusia; control de pecho del ‘9’ tricolor, a pase de Jonathan dos Santos, y el 1-0 al 47′.

Enseguida, al 49′, error de la zaga mexicana, penal y error en el cobro desde el manchón que atajó Alfredo Talavera; sin embargo, Sergei Kislyak aprovechó el error en el despeje para el 1-1.

Al 52′, error para cortar el balón de la defensiva bielorrusa que se convirtió en el 1-2; el cerrojazo del error llegó en los pies de Signevich (55′), su gol y 2-2 para un empate del Tri en el 2014, aunque el ‘bonus’ de la noche llegó así, gracias a un error, otra vez, defensivo: Pavel (80′) empujó el 3-2 intrascendente, de anécdota en una fría Bielorrusia.