Parece que América del Norte comienza a ser destino de interés para los futbolistas brasileños.

Esos son los casos de Ronaldinho, que aterrizó en Querétaro, también de Kaká, que llega al Orlando City, y, ahora, es lo que está a punto de pasar con Luis Fabiano y Robinho.

Ambos jugadores están en el final de sus carreras y después de haber tenido que abandonar Europa por no encontrarse en condiciones de jugar en Ligas tan competitivas, vuelven a intentar estirar su carrera en competiciones que sean menos exigentes.

Actualmente Robinho, que cumplirá 31 años el próximo mes de enero, se encuentra cedido, por segunda vez, en el Santos, club en el que triunfó y que le sirvió para catapultarse a Europa y que el Real Madrid pagase, en el verano del 2005, más de 30 millones de dólares por su fichaje, si bien y ante el escaso rendimiento fue traspasado en el 2008. Tampoco cuajó en el Manchester City aunque ese año marcó 14 goles, la mayor producción en sus años en Europa.

Robinho, que sólo hace unos días declaró que quería seguir en el Santos, puede ahora estar cerrando su pase a la Liga MX con el beneplácito de los ‘Rossoneros’ que así podrían ahorrarse su alta ficha. Las cifras que se mueven en el traspaso son cercanas a los 8 millones de dólares y el mayor hándicap es el alto sueldo del astro brasileño.

Desde hace un tiempo Robinho ha sido objeto de deseo, así antes de ser cedido al Santos Brasileño, su destino parecía la MLS, concretamente al New England Revolution, lo cual al final no se concreto, ahora Atlas y Tigres parecen los mejores colocados para hacerse con los servicios del jugador.

Leer más: Robinho, cerca de México – MARCA.com