Lionel Messi se convirtió hoy en el máximo goleador histórico de la Liga española de fútbol gracias al “hat-trick” anotado en la victoria del Barcelona por 5-1 sobre el Sevilla.

El delantero argentino anotó el primer, el cuarto y el quinto gol de su equipo en el estadio Camp Nou y alcanzó así la cifra de 253 goles en el campeonato español, marca nunca antes alcanzada por ningún futbolista. Así, Messi pulverizó el récord de 251 goles anotados por Telmo Zarra, delantero del Athletic de Bilbao, entre 1940 y 1955.

Con poco más de nueve temporadas con el Barcelona, Messi superó una cifra que a Zarra le requirió 15 años alcanzar. El astro argentino se hizo esperar para alcanzar a sus 27 años uno de los récords más importantes de su carrera.

OVACIÓN A TODO PULMÓN

Llevaba cuatro partidos de liga sin anotar e incluso parecía nervioso a la hora de la definición. Pero el delantero hizo hoy delirar a los casi 90 mil espectadores presentes en el Camp Nou y desató la euforia hasta en sus compañeros, que lo levantaron en andas en el festejo de su segundo gol, que lo coronó como máximo goleador en soledad.

El primer gol fue producto de un tiro libre cercano al área, que el cuádruple ganador del Balón de Oro colocó por encima de la barrera y junto al palo derecho de Beto. El Barcelona emitió en las pantallas de leds del estadio el mensaje “Felicidades Messi”, inmediatamente después del tanto, mientras que la afición fue más allá en la muestra de cariño.

Las decenas de miles de aficionados azulgranas regalaron una ovación de algunos minutos a la máxima estrella de su equipo y un grupo de hinchas en el borde del campo desplegó la bandera con el mensaje “Dios! La leyenda continúa”. Ya a falta de 18 minutos para el final, apareció el tanto histórico para el rosarino.

Un pase de Neymar en carrera le permitió a Messi estirarse y empujar el balón a la red casi debajo del travesaño. El gol significó el 4-1 para su equipo y aún así fue el más gritado por diferencia por toda la afición del Barcelona.

EL GRAN CAPITÁN

Los diez compañeros del argentino se acercaron entonces para celebrar juntos el gol y levantaron en andas al número diez, que sonreía con timidez.

Como cierre de ese momento inolvidable, Messi señaló con su dedo a la platea, donde estaban presentes su hijo Tiago y su mujer Antonella. La fiesta concluyó cinco minutos después con el tercer tanto del argentino en el partido.

Y fue con una marca registrada: control en la entrada al área y definición fuerte con un tiro raso junto al palo. La salida de Xavi Hernández le permitió incluso a Messi poder celebrar su nuevo gol en la jornada del récord con el brazalete de capitán en la mano. El récord llega para Messi justo después de una semana en la que se habló sobre su continuidad en el club azulgrana.

El argentino dejó abierta la puerta a una futura salida del Barcelona en una entrevista concedida a un periódico deportivo argentino a inicios de la semana y sus palabras generaron diversas interpretaciones en el seno del club catalán. Por el momento, Messi lleva diez goles en el campeonato español, 12 menos que Cristiano Ronaldo, su némesis en la Liga durante los últimos cinco años.

Leo-Messi-celebra-con-Rakitic-_54415489334_54028874188_960_639