Tras ser despedido como entrenador de Honduras, el costarricense Hernán Medford ha dicho que las presiones de los medios colaboraron para ser despedido.

“Me voy tranquilo, se dejaron llevar por las presiones… Me dijeron que la decisión fue unánime, pero que el que menos culpa tenía de todo esto era yo, muy contradictorio todo, porque acordaron cortar este proceso, ¿entonces? pero bueno, así es esto, insisto, me voy tranquilo, porque traté de hacer lo mejor”, declaró el tico.

Para Medford, su salida es injusta, pese a que los resultados no fueron los mejores.

“Se dejaron llevar por la presión, no aguantaron y así es esto, quizá muy injusto porque en tres meses querían que hiciera milagros, van a a seguir con lo mismo. Me despiden porque soy Hernán Medford”, añadió.

El estratega volverá a Costa Rica donde podría continuar su carrera como técnico.