El Barça firma su proeza más maravillosa

1
11

Impactante. Barcelona otra vez escribió una página histórica: tras el 0-4 ante PSG en París, se impuso 6-1 en el Camp Nou y se clasificó a los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa. Epico. Se puso 3-0 y acariciaba la hazaña, pero descontó Edinson Cavani y parecía sepultar la serie. En los últimos siete minutos, el local consiguió los tres goles que necesitaba para pasar al frente en la llave y desatar la locura de los catalanes.

No podía empezar mejor el Barcelona. Iban dos minutos nada más cuando Luis Suárez anticipó al arquero Kevin Trapp y puso el 1-0 en el Camp Nou para el local ante el PSG. Es que el equipo de Lionel Messi necesita una hazaña si quiere pasar a los cuartos de final de la Liga de campeones de Europa: debe remontar el 0-4 con el que los franceses se impusieron en la ida. En el amanecer del partido, la diferencia ya se había achicado.

El partido se dio como era previsible: con el PSG tranquilo y preparado para contraatacar, mientras que Barcelona intentaba romper el cerrojo. Neymar bien abierto a la izquierda, Rafinha a la derecha; Messi suelto y Suárez en el área. Más Iniesta y Busquets en la distribución junto a Javier Mascherano que se sumaba a esa línea desde el lateral.

Le costó al local generar peligro (PSG defendía con los once sobre el borde del área grande. Pero logró lastimar con un par de remates desde afuera del área (Neymar, Messi de tiro libre e Iniesta). Y sufrió cuando Draxler desbordó por izquierda, Mascherano barrió y la pelota le pegó en la mano. También con un disparo de Lucas que controló Ter Stegen.

Sobre el final del primer tiempo, PSG salió y dejó algunos espacios. Luis Suárez a los 35, ingresó al área con la pelota dominada, pero su remate fue sencillo para Trapp. Cuanto más corría el reloj, más lejos estaba el Barsa de conseguir la hazaña. Pero a los 40, cuando el primer tiempo se extinguía, Iniesta generó espacio y pasó; Neymar lo habilitó y el volante madrugó a Marquinhos, metió un taco imposible y Kurzawa marcó el 2-0 contra su propia valla. Barcelona volvía a creer y PSG empezaba a preocuparse.

Otra vez, Barcelona golpeaba desde el arranque. Habían pasado nada más que 180 segundos cuando Neymar desbordó por izquierda, Thomas Meunier se resbaló y con su caída impidió la carrera del brasileño, que exageró su aterrizaje en el área y Messi puso el 3-0 desde los doce pasos. La remontada estaba ahí, al alcance de una mano.

Fue una ilusión. En la primera jugada clara que tuvo el PSG, Edinson Cavani descontó con un remate de derecha en el área y el castillo de cristal que había edificado el Barsa se hizo añicos en un instante.

Pero Barcelona logró la hazaña dentro de la hazaña. Porque necesitaba volver a marcar tres goles tras el descuento del uruguayo y los consiguió en los últimos siete minutos del partido. Primero Neymar, con un tiro libre espectacular, puso el 4-1. Pero el reloj parecía jugarle en contra al local. Pero el árbitro alemán Deniz Aytekin cobró un penal que dejó muchas dudas por un toque de Marquinhos sobre Luis Suárez. Y Neymar, desde los once metros, ponía otra vez al Barcelona a tiro.

Parecía que no le alcanzaba. Que el tiempo se consumía y el Barcelona se iba a quedar con las manos vacías. Pero Angel Di María lo bajó a Messi y hasta Ter Stegen fue al área. Rechazaron dos veces los visitantes, una nueva falta en la mitad de la cancha para el Barca y otra vez apareció Neymar para meter la asistencia y Sergi Roberto inmortalizó la jornada. Después, locura en todo el Camp Nou. Inolvidable.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here