Cristiano Ronaldo, que con su gol en el m. 72 se encaramó este viernes como máximo anotador en Europeos, rompió el cerrojo de la selección de Armenia y brindó a Portugal una importante victoria (1-0) que la sitúa en la senda del Euro 2016, segunda del grupo I.

Una excelente combinación entre Nani y el recién ingresado Ricardo Quaresma propició el tanto de Ronaldo, que empujó el balón entre un desatino de la defensa visitante y abrió el camino de una sudada victoria.

A pesar del tropiezo inaugural ante Albania (0-1), Portugal suma ya seis puntos en tres partidos, frente a los siete de la líder Dinamarca, que, no obstante, cuenta con un encuentro más.

Ronaldo, que cosechó un nuevo récord al convertirse en el máximo goleador en fases de clasificación y fases finales de Europeos (23), fue el espejo de una selección poco acertada a puerta, pero muy tenaz, frente a una Armenia que se desinfló en el segunda parte, después de un notable primer periodo.

Destacó también entre los portugueses Quaresma, que cambió el ritmo del partido por su capacidad de desequilibrio.

Anticipando del muro del rival, Fernando Santos, seleccionador desde hace dos meses, decidió poner toda la carne en el asador con un ofensivo esquema (4-3-3), donde Tiago, del Atlético de Madrid, hizo las veces de medio defensivo, acompañado por Joao Moutinho.
Con la entrada de Éder, un jugador físicamente poderoso, achucharon a los visitantes con una sucesión de remates, uno de ellos, un cabezazo de Danny que tocó en el larguero.

Fernando Santos llamó entonces al extremo Ricardo Quaresma y el efecto fue inmediato, pues el extremo del Oporto firmó la jugada que abrió la lata. Nani sirvió a Quaresma, cuyo remate fue rechazado por Berezovski, pero la defensa armenia no logró despejar y el balón suelto lo cazó Ronaldo en el 72.

Así se coronó como el máximo anotador en fases de clasificación y fases finales de Europeos, con 23 dianas, una más que el danés Jon Dahl Tomasson.

En el 85, Ronaldo le puso a Éder el segundo, pero el delantero del Braga falló lo más sencillo. El luso-guineano buscó su momento de gloria con un cabezazo que se estrelló en el poste.