Un abogado y aficionado del Santos ha denunciado a Neymar al sentirse engañado durante su última etapa como santista. Luciano Caparroz Pereira apartó 3.200 euros de sus ahorros para viajar a Japón y vivir algo insólito con el club de sus amores como es el Mundialito de Clubes.

Pero su decepción fue mayúscula. El abogado regresó a Santos con cuatro goles en la mochila y para colmo al poco tiempo se enteró de que el rival de esa noche, el Barcelona, sería su próximo destino.

Por eso ahora este seguidor ‘peixe’ reclama una indemnización de 8.400 euros al capitán de Brasil por daños morales y materiales tal y como informa Globoesporte. La denuncia fue presentada la semana pasada en un tribunal de Sao Paulo y se extiende también a la empresa creada por el padre del jugador (N&N).

El baile de cifras en torno al fichaje de Neymar ha hecho que la justicia española tenga que intervenir. Entre otras cosas, se ha sabido que el padre de Neymar recibió una parte de los cuarenta millones, concretamente diez, en 2011 como señal de su fichaje.