Este viernes la FIFA confirmó que el expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li, fue suspendido de por vida y no podrá volver a tener participación en actividades relacionadas al futbol a nivel nacional e internacional.

Todo esto se da como parte de la investigación que realiza la Comisión de Ética de la FIFA tras el escándalo de corrupción ‘FIFAGate’ que salió a la luz en mayo del 2015.

En aquella ocasión Eduardo Li, quien formaba parte del Comité Ejecutivo de la Concacaf, fue detenido mientras se encontraba en Zúrich, Suiza. 

El año anterior el ex jerarca de la Fedefútbol se había declarado culpable en tres de los 14 cargos que lo acusó la justicia de los Estados Unidos. Li aceptó que recibió sobornos en temas relacionados a partidos amistosos, negociación de los uniformes y organización del Mundial Femenino sub17.

Actualmente don Eduardo se encuentra en libertad bajo fianza en los Estados Unidos a la espera de una sentencia definitiva.