El estreno del brasileño Neymar con el París Saint-Germain proporcionó la victoria del conjunto de Unai Emery en Guingamp (0-3), en el encuentro que completó la segunda jornada de la Liga de Francia, invadido por la expectación que generó la presencia del exjugador del Barcelona.

Los más de 18.000 asientos del estadio de Roudourou se poblaron para presenciar la puesta de largo en Francia de Neymar, que lideró el ataque parisino junto al uruguayo Edinson Cavani y el argentino Ángel Di María.

Emery puso sobre el césped su once de gala para abrillantar el debut del brasileño con Areola en la meta, Dani Alves, Marquinhos, Thiago Silva y Kurzawa en defensa junto a Verratti, Thiago Silva y Rabiot en el centro del campo.

Fue un estreno soñado. El jugador más caro del mundo, que llegó al fútbol galo por 222 millones de euros, disputó los noventa minutos, marcó un gol y participó en los otros dos.

El dominio de París Saint Germain fue absoluto desde el principio. Encerró en su campo al Guingamp, un equipo que tradicionalmente mantiene el ritmo ante el cuadro de Emery. Resistió la primera parte que contempló la libertad con la que participó Neymar. El brasileño, lejos de estar anclado en una banda como le sucedía en el Barcelona, comandó el ataque de su equipo. De hecho, propició con un gran pase el segundo tanto del PSG, anotado por Cavani.

La igualada no se deshizo hasta los primeros minutos de la segunda parte. Fue con un gol en propia puerta del congoleño Jordan Ikoko, que se interpuso en un pase que Neymar intentó proporcionar a Edinson Cavani.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here