La Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF) le ha negado rotundamente la petición al equipo Olimpia para poder jugar la final de la Liga de Concacaf con público en las graderías. Los merengues han buscado de cualquier manera posible poder apelar un fuerte castigo que se les infringió producto de actos violentos de parte de sus aficionados en las afueras del Estadio Nacional.

El equipo hondureño le solicitó a la Concacaf que le levantara el castigo en la final de ida ante el conjunto Santos de Guápiles y que toda la taquilla sería donada a pueblos afectados de México y Puerto Rico. Pero la Concacaf ha negado la petición del equipo hondureño, así lo ha informado el vicepresidente, Osman Madrid a un programa radial de la capital industrial.

Pese a que la Federación Nacional de Fútbol de Honduras apoyara esta noción del Olimpia, la Concacaf no aprobó esta buena causa del conjunto catracho. El organismo internacional quiere marcar un precedente con el Olimpia para evitar actos de vandálicos en la próxima competencia internacional conocida como la Champions de Concacaf.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here