Los equipos de la liga búlgara y la chipriota se encuentran en pretemporada. Es por ello que organizaron un partido entre el Botev Plovdiv y el Ael Limassol en la localidad de Sofía, sin imaginar que algo totalmente extraño sucedería.

Faltaban 15 minutos para el cierre del primer tiempo cuando una vaca entró por detrás del arco que defendía el portero búlgaro Ivan Cvorovic. Mientras los jugadores se retiraban del campo atemorizados por desconocer la reacción que pudiera tener el animal, los fanáticos se reían de la situación.

Sin duda será un partido amistoso que los futbolistas nunca podrán olvidar y el resultado pasó a un segundo plano tras ver como el animal recorría la cancha de punta a punta, mientras el Botev vencía por un 1-0 parcial al equipo chipriota.

La situación parecía controlada, sin embargo, al no poder encontrar una salida, la vaca se alteró. Finalmente un pastor entró al terreno de juego y, con ayuda de un perro guía, pudieron sacarla del campo.

El encuentro se reanudó y el AEL Limassol pudo igualar el resultado y pasar a liderarlo hasta que finalmente ganó por 3-1. La liga búlgara iniciará nuevamente a partir del 14 de julio, mientras el el Botev Plovdiv debutará dos días más tarde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here