El portero titular de la selección de Egipto, Essam El Hadary, acumula 155 partidos internacionales a sus espaldas con Los Faraones pero nunca había probado las mieles de disputar un Mundial. Ahora tendrá la oportunidad en Rusia 2018. Para ese entonces tendrá 45 años y superará la marca del jugador más veterano de jugar una Copa del Mundo que actualmente está en manos del portero colombiano Faryd Mondragón, quien jugó a los 43 años en Brasil 2014.

Para Egipto será su tercer Mundial. Las dos únicas veces que participó fue en Italia 1934 y 1990.

El Hadary debutó en 1996 y pasará a convertirse en el futbolista más veterano en disputar un mundial, superando a Mondragón, que en 2014 con 43 años batió al camerunés Roger Milla (42).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here