A los 34 años, el defensor portugués Pepe de origen brasileño, se fue del Real Madrid resentido porque pidió una renovación de dos años y solo le ofrecieron uno, consideró más sincero a Rafael Banítez como técnico y no se despidió de Zidane, pero si dejó una carta para los seguidores del club tras diez años de servicio.

Pepe se rompió dos costillas el 8 de abril en el derbi. Había marcado el 1-0 y tuvo que abandonar el terreno de juego tras recibir un golpe fortuito de Toni Kroos. Al día siguiente, en un acto con una peña al que acudieron, entre otros, Raúl y Florentino Pérez, le dijo al presidente que su vuelta era cosa de tres semanas. Que quería volver pronto y ayudar al equipo. Pero Pepe no ha vuelto a jugar desde entonces. “Todavía siente dolor”, explicó Zidane después de la eliminatoria de Champions contra el Atlético.

En Cardiff fue uno de los descartes del técnico francés. No se separó de un palo-selfie durante todas las celebraciones. Ni a pie de campo en el Millennium Stadium ni el domingo en la ruta por Cibeles, Ayuntamiento, Comunidad y Bernabéu. La vuelta de honor en la que ha sido su casa durante diez años la hizo cogido de la mano de su hija mayor. Fue raro no ver al central portugués coger el micro en el estadio para dirigirse a la afición en la que fue su última aparición en el césped del Bernabéu.

“Vamos a organizarle una despedida”, decían ayer desde el club a la vez que hablaban de sus diez años en el Real Madrid. “Intachables por compromiso y rendimiento”, añadían. Y por compañerismo. Pepe, de 34 años, es uno de los jugadores más queridos en el vestuario. Termina contrato el 30 de junio y no ha renovado. Se marchará con 334 partidos y 14 títulos. Horas más tarde, en una entrevista en la Cadena Cope, Pepe se quejó del trato recibido por el club. Dijo que no le defendieron en el tema de hacienda y que no entendió porque no volvió a jugar.

“Yo no quiero echar la culpa a nadie. Lo que ha hecho Zidane por el Madrid está siendo espectacular pero hay cosas que todavía no entiendo. No te lo sé explicar por qué he desaparecido del equipo en los últimos partidos. Con Zidane nos hemos saludado pero no nos hemos despedido. Zidane y el Madrid sabían que me iba antes que yo”, afirmó el central portugues.

A principios de temporada el club le ofreció un año más, pero el central dijo que no porque quería dos. Pensaron que tendría alguna oferta mareante de China, pero finalmente no firmó por ningún equipo oriental. La prensa italiana publicó hace poco que el Inter le había ofrecido un contrato de dos años, pero tampoco se marchó a Italia. Este lunes hubo rumores sobre su posible salida al PSG. “No tengo firmado nada con nadie, podía haberlo hecho antes pero quise esperar para no desestabilizar el equipo”, dijo al mismo tiempo que aseguraba que tomó la decisión de irse en enero.

“El Real Madrid no me ofreció renovar dos temporadas. Solo me ofreció un año”
“Me identifico más con Benítez. ¿Zidane? Algunos están iluminados”

“Me he entregado en cuerpo y alma. Decidí que me iba a partir de enero cuando veía que las cosas no iban y que el trato que el club me estaba dando no era el ideal para mí”, afirmó en la Cope. Sin embargo, en abril, afirmó en un acto con una peña, en la que también estaba Florentino Pérez, que “esperaría al Madrid hasta el último minuto”. Y lo dijo de nuevo la semana pasada en el Open Media Day.

Llegó a Chamartín en verano de 2007 por 30 millones de euros para ocupar un sitio, el centro de la zaga, en el que ningún extranjero había conseguido asentarse en los últimos años (ni Cannavaro, ni Samuel, por ejemplo). Él sí. Con despliegue físico, colocación y poderío aéreo. Este año, el último con el Madrid, le han mermado las lesiones y sólo ha jugado 18 partidos.

Fabio Coentrão, que sólo ha disputado 297 minutos esta temporada, se perdió las celebraciones de la Duodécima. El viernes, después de la última ronda en el hotel de concentración del Madrid, el jefe de los servicios médicos informó al presidente de que estaban todos bien salvo Coentrão, al que durante toda la temporada siempre le ha dolido algo. “Tenía 40 de fiebre, por eso no estuvo en las celebraciones”, aseguraban ayer en el club.
Carta de despedida

“El día llegó… El 12 de julio de 2007 llegué al Real Madrid con la ilusión de un niño que llegaba donde había soñado todos los días de su infancia. Hoy, 10 años después , me toca despedir y dejar de vestir este escudo. Todos, pero todos los días que vestí está camiseta, lo hice con la ilusión de siempre. Hoy sólo puedo dar las gracias a todos vosotros, que me habéis apoyado, que habéis escrito conmigo esta bonita historia. Gracias a cada uno de vosotros, que me habéis acompañado. Gracias a todos los amigos y compañeros que sé que se quedarán allá donde vaya. Me despido también de esta ciudad, que ha visto nacer y crecer a mis hijas. Me siento muy feliz por lo que he conseguido y ¡llevaré vuestro cariño en el corazón! Y lo vuelvo a decir… ¿¿¿Lo mejor de estos 10 años ??? Entrenar cada día, convivir con todos y cada uno de los empleados de este club … Pisar el Santiago Bernabéu y sentir vuestro apoyo siempre fue mágico! En mi corazón guardo vuestro cariño, y este sentimiento de deber cumplido…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here